English ENGLISH Consultas CONTÁCTENOS

COMO ARMAR TU MOCHILA

Trucos para preparar tu mochila de montaña

Este fin de semana hablando con Malacero Cazador de Monstruos, surgió la eterna pregunta que uno se hace cuando empieza a salir a la montaña, "¿qué tengo que llevar en mi mochila cuando salgo a caminar por la montaña?". Ante esta me sugirió que abriera un post sobre este tema.

Cuando yo empezaba a salir era de lo opinión de llevar solo lo justo y necesario para no llevar mucho peso, pero en mi corta experiencia cada día estoy más convencido que esto no es así, la montaña siempre es bastante impredecible y nunca sabes lo que te puedes encontrar, aunque hoy en día tenemos a la mano muchísima información sobre las posibles rutas que podamos hacer, siempre debemos ser precavidos.

Lo primero que debemos hacer para preparar nuestra mochila es saber dónde vamos a ir, que tipo de ruta vamos a hacer y de cuánto tiempo se trata, para poder elegir la mochila adecuada:

LA MOCHILA

Como cualquier otro elemento que entra en contacto directo con el cuerpo, la mochila debe ofrecer la mayor comodidad posible, no siendo esta una cualidad apreciable a primera vista ni algo compartido entre un usuario y otro. Por eso, la mochila debe ser probada subjetivamente, buscando que no tenga puntos que puedan rozar la piel, que su estructura sea tal que el peso quede correctamente repartido (más peso sobre las piernas y menos sobre la espalda) y que los tirantes no lastimen los hombros.

Lo que debemos de exigir a cualquier mochila es que tenga un buen y correcto sistema de anclaje a nuestro cuerpo que nos permita en todo momento llevar el peso pegado a la espalda y la carga bien equilibrada y centrada sobre las caderas y piernas. Para conseguir esto toda buena mochila deberá incluir los siguientes elementos: un cinturón de cintura lo suficientemente ancho y acolchado como para permitir llevar la carga hacia nuestras caderas con el máximo confort posible, un cinturón de pecho para permitir acercar el peso a nuestra espalda y para equilibrar la carga, unas buenas hombreras acolchadas que no nos hagan daño ni molesten y unas cintas laterales de compresión de carga que permitan ajustar ésta para que no se mueva durante nuestra progresión. Es necesario ajustar de forma correcta todos estos elementos antes de una salida.

Para mí es fundamental que la mochila disponga de sistema de hidratación, hoy en día casi todas lo llevan, para no tener que estar descolgándote la mochila cada 5 minutos para sacar la botella de agua.

Hay mochilas de diferente tamaño y capacidad según la duración de la actividad que vayas a realizar. Se miden en litros de capacidad. Tienes mochilas de expedición (55-65 litros) para salidas de 2 días o más, mochilas de 15 a 35 litros, para salidas de un día y las mochilas de ataque llevando lo indispensable a la montaña.

  1. MOCHILA DE 15 A 30 LITROS
  2. MOCHILA DE ATAQUE
  3. MOCHILA DE EXPEDICION O TREKKING (65+10 LITROS)
  4. RECOMENDACIONES